El rincón de la Ciencia   (Noticias breves, n-59)


Cultivos de piel

Un equipo de científicos españoles del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), dirigido por José Luis Jorcano, ha logrado que varios pacientes de la Unidad de Quemados del Hospital de Getafe de Madrid regeneren su piel, a partir de injertos de piel cultivada en el laboratorio.

Este grupo consigue cultivar 4 m2 de piel, a partir de una biopsia de 2 cm2 de la piel del paciente. Por tanto, se convierte en un tratamiento indispensable para pacientes con gran parte de su piel destruida pues los transplantes de las zonas no dañadas no son posibles.

Pero la piel cultivada en el laboratorio tiene otras aplicaciones como el tratamiento de úlceras crónicas y el vitíligo (ausencia de pigmentación en la piel) o la utilización de piel modificada genéticamente como agente terapéutico. En ensayos con ratones obesos a los que se injertó piel con el gen de la leptina (hormona que interviene en el control del apetito) se han obtenido resultados muy prometedores.