El rincón de la Ciencia   (Noticias breves, n-40)

La Luna podría tener un núcleo líquido

Experimentos que se han realizado desde 1969, estudiando el tiempo de ida y vuelta de un rayo láser desde la Tierra a la Luna, muestran que la superficie de la Luna parece experimentar cambios de hasta 10 cm de altura en respuesta a la atracción gravitatoria de la Tierra. Esta elasticidad sugiere que su interior es flexible y está parcialmente fundido. El análisis de las oscilaciones parece llevar a que exista un pequeño núcleo fundido, con un radio de hasta 375 km rodeado de una zona parcialmente fundida.

El descubrimiento, si se confirma, apoyaría una de las dos teorías sobre el origen de nuestro satélite. La teoría de que la Luna es el resultado de una colisión muy violenta entre la Tierra (en sus orígenes) y otro cuerpo celeste, de forma que como fruto de la colisión se formó un anillo de materia que terminó concentrándose en lo que hoy es la Luna. La otra teoría defiende que la Luna es un trozo de la Tierra que salió despedido en sus primeros tiempos.