El rincón de la Ciencia I.S.S.N.: 1579-1149

nº 56 (noviembre-2010)

¿Cómo funcionan ... los globos luminosos? (RC-129)


Carolina García Moro


Illoomballoon es el nombre comercial de unos globos luminosos que se utilizan para ambientar fiestas de todo tipo.

Las instrucciones del envoltorio nos indican que, tras escoger el globo que queramos debemos tirar de la pestaña negra en la que pone “Pull”, y extraerla, para que el globo se ilumine. Posteriormente, inflamos el globo, lo atamos y, ¡ya está listo para usar!  

Pero… ¿de qué está compuesto el globo? ¿Cómo funciona?

Si “destripamos” el globo, podemos ver que está compuesto por un par de pilas  Lr44 (de botón pequeñas) conectadas en serie, que se encuentran en un pequeño soporte de plástico, en cuyo extremo se encuentra sujeto un led (diodo emisor de luz).

El polo negativo de la pila está en contacto directo con el cátodo del led, mientras que el polo positivo hace contacto con el ánodo del led mediante una pequeña lámina metálica en forma de L, como se puede apreciar en la fotografía.  Entre la pestaña metálica y el ánodo del led se encuentra colocada la tira plastificada de papel, que por ser aislante, evita el contacto directo entre la fuente de alimentación y el led. Al tirar y extraer el papel plastificado, entran en contacto, iluminándose el led y con ello el globo.

Para que este mecanismo no esté suelto por el globo, pudiéndose golpear y deteriorar, el plástico, en el extremo opuesto al led, tiene una prominencia circular, a modo de botón, que se encuentra cubierta por la parte superior del globo y amarrada con una pequeña goma, de manera que el led quede en el interior del globo, en su parte superior, como se puede apreciar en la imagen.

Una vez extraída la pestaña negra e inflado el globo, se puede apreciar la iluminación del mismo en la oscuridad. Aunque las instrucciones indican una duración de 15 horas, se ha tenido en el laboratorio el  globo iluminado, durante cuatro días, hasta que se decidió abrirlo, eso sí, perdiendo intensidad lumínica progresivamente.

El Illoomballoom es un producto que ha sido creado y patentado por Seatriever Internacional. Esta compañía londinense también es la creadora de Waterbuoy, que es un dispositivo para recuperar los objetos valiosos, cuando éstos caen al agua.

El dispositivo está constituido por un objeto de plástico, unido en su parte superior a un llavero, en el que se enganchas los objetos de valor. En su interior lleva un globo de caucho de alta resistencia y una botella de gas, respetuosa con el medio ambiente, que proporcionan flotabilidad al dispositivo (soporta hasta 1 kg de masa).

Cuando el Waterbuoy cae al agua, ésta entra en el interior a través de unas rendijas laterales. A medida que el dispositivo se hunde, el agua  ejerce una presión sobre el resorte del gas, que según el Principio de la estática de fluidos”, es mayor al aumentar la profundidad, la densidad del fluido y el valor del campo gravitatorio en el lugar de la inmersión: 

  p = g·h·d

De esta manera, el gas de la botella infla el globo y el dispositivo emerge del agua y queda flotando en la superficie, debido al empuje que ejerce el agua, que es superior al peso del cuerpo sumergido. Así, gracias al globo con gas, disminuye la densidad del dispositivo, de manera que su valor es inferior a la densidad del agua.  Esta es una de las muchas aplicaciones del  Principio de Arquímedes:

 

Por último, el globo lleva en su interior un led de alta intensidad, que se activa también por acción del agua, lo que permite poder ver el dispositivo a largas distancias (hasta 250 m) y durante 24 h, gracias a la luz que emite.

Un video del funcionamiento de waterbuoy, se puede encontrar en youtube:

  http://www.youtube.com/watch?v=vc_-UFCeMnw

Después de las descripciones anteriores, se puede comprobar que ninguno de los dos dispositivos, es muy respetuoso con el medio ambiente, puesto que usar dos pilas Lr44 para iluminar un globo… Y más teniendo en cuenta que, en ambas páginas Web nos indican, que una vez usados los globos se desechan como cualquier otro, es decir, que las pilas y el resto de componentes del globo (metales, plásticos, goma de caucho, etc.), todos ellos no biodegradables y contaminantes, terminan en la basura ordinaria. Nuestra pregunta es: ¿merece la pena?

También nos preguntamos, con qué nuevos artilugios nos sorprenderá Seatriever. Sea con lo que sea, aquí estaremos nosotros para “destriparlos”.


Copy Left: Salvo indicación expresa, todos los contenidos de esta página se encuentran bajo una licencia Creative Commons. Puedes usarlos, siempre que no se haga con fines comerciales y se cite su origen y al autor.