El rincón de la Ciencia I.S.S.N.: 1579-1149

nº 52 (enero-2010)

¡Eureka ...! El agua y los descubrimientos tecnológicos en la antigua Grecia (RC-124d)


Rosario Criado y Ana Belén Cantero


Los alumnos de Bachillerato han elegido el itinerario que mejor se adapta a sus gustos y necesidades, pero no hay que olvidar que la cultura abarca no sólo los aspectos que les van a encauzar hacia su vida profesional, sino todos los conocimientos que les aportarán una visión del pasado y del presente, y que les permitirán prever posibles errores que influirán en el futuro del planeta. Es necesario educar para corregir comportamientos y actitudes en beneficio propio y de las generaciones venideras, e inculcar que la acción solidaria va más allá de lo inmediato y próximo; debe ser universal como el conocimiento, y para ello es necesario relacionar el pasado con el futuro, lo clásico y lo moderno, las ciencias y las letras...

Uno de sus objetivos fue investigar de qué forma los antiguos griegos utilizaban el agua para el uso cotidiano, y como elemento científico aplicado a la tecnología. Para ello investigaron las distintas máquinas descubiertas, y después de estudiar su fundamento científico diseñaron su construcción en el laboratorio del I.E.S. Juan de Villanueva de Madrid.

1.- Principio de Arquímedes ( siglo III a.C.)

 

 

 

 

 

 

 

 

Montaron el sistema que permite aplicar dicho principio. La práctica consiste en pesar un objeto al aire, y     comprobar el empuje al que está sometido si el cuerpo se sumerge en un  fluido: el agua. Un dinamómetro, unas pesas y una probeta graduada con agua son suficientes para comprobar el Principio, y la importancia que para los antiguos griegos tendría en la industria naval.

 

2.- Construcción de un Aeolípile ( siglo I d.C.)

Máquina diseñada por Herón, precursora de la máquina de vapor. Con su construcción se estudian algunos fenómenos termodinámicos y el Principio de Acción y Reacción. Los alumnos construyeron el artefacto con un matraz de fondo redondo de 2 L de capacidad, al que soldaron con una lamparilla de gas don tubos de vidrio antagónicos en ángulo recto, según la fotografía. Para calentar y conseguir la producción de vapor utilizaron un baño de silicona que les permitía alcanzar temperaturas más altas.

Otra forma de construir un aeolípile , de forma muy sencilla, es empleando un bote de refresco en el que se han practicado dos orificios laterales en la parte superior; suspendido de un hilo, y con agua hasta 1/3 de su capacidad se calienta directamente al mechero, y se observa como gira al igual que el construido con el matraz de vidrio.

  

3.- Cóclea o Tornillo de Arquímedes

El Tornillo de Arquímedes se utilizaba  para elevar agua y áridos, así como la evacuación de aguas residuales. Los alumnos estudiaron su funcionamiento y lo diseñaron utilizando un refrigerante de un rotavapor desechado del laboratorio. Girándolo en torno a su eje principal conseguían extraer el agua de una bandeja.

 

 

 

 

 


Copy Left: Salvo indicación expresa, todos los contenidos de esta página se encuentran bajo una licencia Creative Commons. Puedes usarlos, siempre que no se haga con fines comerciales y se cite su origen y al autor.