El rincón de la Ciencia I.S.S.N.: 1579-1149

nº 40 (marzo-2007)

 

La ciencia de la magia

De agua a cognac (una reacción reloj) (RC-100a)


Alfonsa Cañamero


Un bonito truco de magia consiste en transformar en cognac, aparentemente auténtico, el agua contenida en una copa. Para ello podemos pedir la colaboración del público que debe concentrarse profúndamente en el experimento para conseguir la transformación. 

Pero, evidentemente, esto no es magia sino ciencia. Utilizamos una reacción química conocida como reacción reloj, en la que se produce un cambio de coloración.

Una reacción reloj

Para que una reacción química se lleve a cabo hay que tener en cuenta diferentes factores (concentración de los reactivos, temperatura, etc.). No todas las reacciones ocurren a la misma velocidad, algunas pueden tardar segundos mientras que otras pueden durar varios días. En este experimento trabajamos con una reacción que tarda unos veinte segundos en realizarse, y con un resultado espectacular.

Material necesario

En este caso no podemos realizar el experimento en casa, sino que necesitamos preparar los reactivos en un laboratorio.

¿Qué hacemos?

Preparamos dos disoluciones:

Disolución A:

En un vaso colocamos 0,6 gramos de KIO3 y añadimos agua hasta 100 mL

Disolución B:

En otro vaso colocamos 0,3 gramos de NaHSO3 y 0,06 gramos de almidón, añadiendo agua hasta 100 mL.

Mezclando en una copa cantidades iguales de las dos disoluciones, ambas incoloras, se produce al cabo de unos segundos un cambio brusco de incoloro a marrón oscuro.

¿Por qué ocurre esto?

Se trata de una reacción compleja que se realiza en diferentes etapas:

(1) IO3- + 3 HSO3- à I- + 3 SO4-2 + 3 H+

(2) IO3- + 5 I- + 6 H+ à 3 I2 + 3 H2O

(3) I2 + HSO3- + H2O à 2 I- + SO4-2 + 3 H+

(4) I2 + almidón à complejo azul oscuro

Una de las características del almidón es que forma un complejo de color azul oscuro en presencia de yodo, casi de forma instantánea, reacción que se utiliza para su reconocimiento. Pero, el yodo no se añade directamente sino que se obtiene a su vez a través de otra reacción.

Para que se forme este color oscuro es necesario que haya producido la suficiente cantidad de yodo molecular, pero este no se forma mientras esté presente el ión hidrógenosulfito. En nuestro caso preparamos las disoluciones con la concentración adecuada para producir un retraso en la reacción del yodo con el almidón, aproximadamente veinte segundos.