El rincón de la Ciencia I.S.S.N.: 1579-1149

nº 25 (Febrero-2004)

Cómo funciona una pizarra mágica (RC-67)


A. Cañamero  
IES Victoria Kent (Torrejón de Ardoz, Madrid)


 

La pizarra mágica es un juguete, con forma de tablero, que los niños utilizan para dibujar. Está formada por un marco de plástico de colores llamativos y varios espacios para ubicar diferentes accesorios. Dentro del marco, aparece la pizarra en forma de rectángulo de color blanco con un enrejado muy fino.

Para escribir o dibujar se utiliza un "lápiz" de plástico que tiene en la punta un imán; al pintar en la pizarra aparece el dibujo en forma de líneas de color negro. Si queremos borrar el dibujo, basta con pasar una barra que atraviesa toda la pizarra, por detrás, y la tendremos preparada para pintar de nuevo. Entre los accesorios también suelen llevar imanes en forma de estrellas, animales, etc. y al ponerlos sobre la pizarra forman el dibujo directamente.

 

La pizarra está fabricada con un recipiente plano dividido en pequeños departamentos, o celdas, formando un enrejado hexagonal que se observa a simple vista. El recipiente contiene un gel de color blanco de aspecto aceitoso en el que se encuentran dispersas partículas muy finas de virutas de hierro o de imán cerámico. Al escribir pasamos el imán que se encuentra en el extremo de lápiz y éste atrae a las virutas justo en la zona por donde hemos escrito, destacando en negro el dibujo realizado.

Cuando queramos borrar pasamos un imán blando que se encuentra debajo de la pizarra y la atraviesa de un lado a otro. Este imán, en forma de barra, atrae a las virutas hacia la parte de abajo dejando en blanco la pizarra.