El rincón de la Ciencia nº 15 (Febrero-2002)
Plásticos solubles en agua  (RC-37)

M.A. Gómez


La mayor parte de los plásticos son materiales no degradables, no se descomponen de forma natural por acción de los agentes de la naturaleza (hongos, bacterias, luz del sol, etc), y permanecen durante mucho tiempo en el ambiente formando parte de los contaminantes que produce la civilización actual.

Sin embargo, se han desarrollado algunos materiales plásticos (más correcto sería llamarlos polímeros) que son, de alguna forma degradables,. Aquí vamos a hablar de los plásticos solubles en agua. Un ejemplo es el polietenol o alcohol polivinílico, un polímero sintético que se obtiene a partir de otro, el acetato de polivinilo o polietanoato.

El polietanoato reacciona con metanol de tal forma que se eliminan los grupos acetato de la cadena y se sustituyen por grupos -OH, se desprende acetato de metilo. El polímero se ha transformado en polietenol. La reacción química se puede controlar de forma bastante precisa y, a su vez, controlar el número de grupos acetato que se sustituyen por -OH.reac.jpg (11117 bytes)

El nuevo polímero tiene una estructura muy parecida a la del polietileno. La presencia de los grupos -OH tiene efectos muy importantes. El más importante es que el polímero es hidrófilo y, por tanto, soluble en agua en mayor o menor extensión en función de la proporción de grupos .OH presentes en la cadena y de la temperatura. Por ejemplo, cuando se han sustituido entre un 87% y un 89 % de los grupos acetato por -OH el polímero es soluble en agua fría; sin embargo, cuando se han sustituido el 100% de los grupos, el polímero sólo es soluble a temperaturas superiores a los 85 ºC.

Aplicaciones de los plásticos solubles

Una de las aplicaciones de los plásticos solubles es la fabricación de bolsas de plástico para recoger la ropa sucia en los hospitales. Cuando existe riesgo de infección al manipular la ropa sucia de ciertos enfermos, esta ropa se introduce en bolsas solubles de forma que los trabajadores de las lavanderías no tengan que llegar a tocarla. La ropa se almacena de un modo seguro y, a la hora de lavarla, las bolsas se introducen directamente en las máquinas de lavar; las bolsas se disuelven en el agua caliente y sigue normalmente el proceso de lavado.

Pero, ¡atención!, no nos engañemos; que el polímero sea soluble en agua es útil para determinadas aplicaciones prácticas e implica un cierto grado de degradación. Pero, aunque no lo veamos (porque se ha disuelto) sigue estando ahí, en el agua. Luego lo estamos enviando a los ríos y los mares, es un residuo, más o menos contaminante. Qué el polímero se disuelva ayuda a eliminarlo de nuestra vista, pero no elimina la posible contaminación que pueda producir y no garantiza la conservación del medio ambiente..

Otras aplicaciones de plásticos solubles

También puedes encontrar plásticos solubles en agua en los envases de algunos desinfectantes para WC. En concreto, en España, es el caso del que se comercializa con el nombre de "Pato bloc", un desinfectante que se introduce en una especie de cesta que cuelga dentro de la taza del WC. Las instrucciones indican que se introduzca con su envoltorio de plástico. El envoltorio es soluble en agua fría y desaparece rápidamente.

Otras aplicaciones interesantes de los polímeros solubles son la obtención de hilo quirúrgico que es utilizado por los médicos para las suturas en cirugía. Se utilizan distintos tipos de hilos con diferentes grados de solubilidad, en función de la rapidez con la que se quiere que se disuelva.

Otras aplicaciones del alcohol polivinílico y el acetato de polivinilo

Estos dos polímeros se utilizan industrialmente en la fabricación de pegamentos, por ejemplo, es el caso de la "cola blanca" que se emplea para pegar madera y en los trabajos escolares.

Puedes investigar las propiedades de los plásticos solubles con la actividad: Plásticos solubles