El rincón de la Ciencia

nº 3, Noviembre de 1999

Ciencia e Historia

 

EPICURO 

N. Romero

Partenon.JPG (3266 bytes)
 

Hijo de padre ateniense, nació en Samos, isla del mar Egeo, en el año 341 a. de C.

Como su padre vivió en la isla en calidad de colono, teniendo la ciudadanía ateniense. Realizó estudios filosóficos con Nausífanes, en la isla de Teos, donde descubrió la doctrina de los átomos de Demócrito, que sería el fundamento de su filosofía. En el año 323 a. de C. marchó a Atenas para hacer su servicio militar. Desde allí pasó a Colofón y más tarde a Mitilene, en la isla de Lesbos, donde comenzó en el año 310 su enseñanza filosófica que prosiguió en Lámpsaco (Jonia). En el 306 a. de C. regresa a Atenas, donde adquirió el jardín en el que enseñaba, por lo que sus discípulos recibieron el nombre de "Filósofos del Jardín". En el año 270 a. de C. muere en Atenas, venerado por sus numerosos seguidores. Escribió gran cantidad de obras, pero sólo conservamos dos cartas y una colección de 40 "Opiniones Principales" de contenido moral. También contamos con un resumen de "Opiniones" y numerosos fragmentos de su obra "Sobre la naturaleza". En la doctrina de Epicuro se observa el giro que la filosofía griega dió a partir de Sócrates. El objetivo de filosofar no es ya el conocimiento por sí mismo, sino la búsqueda de la felicidad del hombre. Para Epicuro esta felicidad se obtiene a través del placer, entendido éste como la ausencia de dolor y la liberación de los miedos que perturban al hombre. De hecho uno de los ideales epicúreos es alcanzar la imperturbabilidad del alma.

Citas

WB01343_.gif (599 bytes)